Porque en él, se reflejan los principales objetivos y prioridades que el Gobierno pretende alcanzar en un periodo de tiempo, generalmente un año.

El presupuesto no es solamente un instrumento económico, su esencia es social, ya que influye en la vida diaria de las personas y empresas.

El presupuesto es financiado con los impuestos que todos y todas pagamos. Es un derecho y un deber conocer en que gastan tu dinero las diferentes entidades del gobierno.